Parque Natural Alto tajo

El Parque Natural del Alto Tajo posee una importancia excepcional para la conservación de la biodiversidad. Cuenta con un extenso sistema de cañones y hoces fluviales (considerado uno de los más importantes de Europa), alberga una gran diversidad tanto de paisajes como de seres vivos y mantiene un excelente estado de conservación. En el Parque Natural se pueden distinguir diversas unidades ambientales bien diferenciadas: la paramera caliza, el rodenal de areniscas, los valles, barrancos y hoces, y las sierras de rocas paleozoicas. El entramado de cañones, valles, páramos, montañas, laderas, ríos, lagunas, saladares y turberas que se suceden en el Parque y su variada litología (calizas, areniscas, conglomerados, pizarras y cuarcitas) reflejan la increíble diversidad geológica del Alto Tajo. Ésta origina una gran variedad de ambientes con características peculiares, que favorecen la existencia de una gran diversidad de seres vivos, muchos de ellos especializados en ambientes concretos.